Reseña | Pellizcos de San Valentín de Dona Ter y Lara Rivendel

Título: Pellizcos de San Valentín  
Autoras: Dona Ter y Lara Rivendel
Año: enero de 2017
Páginas: 55
Género: Romantico
ASIN: B01N7XSP10
Comprar aquíAmazon
Sinopsis: 1er relato: Lo ridículo del amor de Dona Ter 
Gustavo y Rose llevan más de un año viviendo juntos. Aunque no suelen celebrar fechas como San Valentín, cuando Gustavo tiene que trabajar cuatro días en el aeropuerto vendiendo bombones, algo cambia.
Porque, si algo tiene el amor es que por él somos capaces de hacer cualquier cosa, incluido el ridículo, para poder recordarlo siempre.

2º relato: Amor en bandeja de Lara Rivendel  

Irina está muy enamorada de Andrés y le hace una ilusión loca celebrar con él su primer san Valentín. Por eso cuando él decide pasar ese día animando a su mejor amigo al que acaba de dejar la novia, se siente dolida. Mientras ofrece dulces de san Valentín en una bandeja, su corazón se vuelve cada día más amargo. Los amigos de Andrés le hacen ver que ha metido la pata hasta el fondo y que necesitaría un auténtico milagro para salvar la situación. ¿Será demasiado tarde?

Cuando me aventuré a leer Pellizcos de Navidad (reseña AQUÍ) ya sabía de la existencia de otros dos relatos que verían la luz con motivo de San Valentín así que gracias a Lara Rivendel y Dona Ter aquí estoy yo trayéndoos mi visión sobre estos dos relatos que como no podría ser de otra forma rebosan amor entre sus páginas.

    Portada y título: el escarabajo sigue teniendo su protagonismo tanto en la portada anterior como en esta ¿no os parece un vehículo que aunque esté pasado de moda es muy entrañable? ¡La de historias que se habrán vivido entre sus asientos! Eso sí, el corazón de tela amarrado en el techo de éste creo que habla por sí solo. En la anterior encontrábamos un pino y en esta, como no puede ser de otra forma, tenemos un símbolo que todo el mundo usa o piensa cuando habla de la persona a la que quiere. El título no va más allá de la realidad con la que nos toparemos dentro del libro pero ¿a quién no le hace un pellizco de amor en San Valentín?

Sé que no es un escarabajo pero es taaaan precioso
    Estructura interna: los relatos pueden diferenciarse perfectamente pues nada más presentarte la historia te dice que autora lo ha escrito y cómo se titula éste. En el caso de la historia narrada por Dona Ter está separada por horas, en cada hora ocurre algo diferente y el de Lara Rivendel nos situa en una ciudad, mes y año concreto. Además, os podéis deleitar con corazoncitos entre sus páginas por lo que love is in the air and in the book's pages.

       Trama: como hice para los otros relatos esta parte la dividiré en dos para que así me sea mucho más fácil tanto a mi, a la hora de redactar, como a vosotros, para saber de que trata cada relato.

En primer lugar nos encontramos con Lo ridículo del amor que no es más que un título que define a la perfección la historia. En ella vamos a conocer a Gus y Rose, que os juro y perjuro que cuando leí los nombres de los protagonistas me quedé anonadada porque de repente se me encendió la bombilla y fue Guns and roses! Tal cual, de hecho la autora hace mención al grupo de rock en sus páginas. Dicho esto y presentados los enamorados ¿qué tal una declaración de amor eterno para empezar? Pues sí, Gus es un entusiasta locamente enamorado que daría lo que fuera por vivir una y mil vidas con Rose. Sin embargo, no nos marcharemos del lado de esta pareja sin saber como se conocieron y cómo es que viven juntos. Aunque haya un poco de amor a primera vista no me ha desagradado para nada el hecho de saber que siguen juntos y que se prometen amor eterno cada amanecer. Llamadme ñoña pero soy muy de romances, más de esas relaciones que se cuecen a fuego lento como dice mi querida Lituania, más comúnmente conocida como pájara lectora (si quieres visitar su blog clickea AQUÍ), y estoy totalmente de acuerdo con ella. Vivimos en la era de la inmediatez, en la que todo tiene que llevarse a cabo rápidamente, en la que un te quiero sale de nuestros labios a la velocidad de la luz y en la que los besos duran menos que un bostezo. Gus nos enseñará como morir de amor por alguien cada día, nos animará a buscar a esa persona que, a pesar de que la veamos todos los días, nos haga sentir mariposas en el estomago y también nos dará una lección de como hacer el ridículo pero salir airoso de una situación que, a priori, parece bochornosa pero que se convierte en una anécdota que no se podrá olvidar jamás. Como siempre Dona Ter nos deja la miel en los labios y con un final relativamente abierto para hacer y deshacer con la pareja como queramos sin cortarnos las alas ni la imaginación.


Sin embargo, en Amor en bandeja nos topamos con la cruda realidad del amor. Cuando profesamos unos sentimientos que no son correspondidos de la misma manera en la que nos gustaría. Irina, una enamorada de la vida y de Andrés, va a pasar el primer San Valentín con él completa y absolutamente sola porque claro un partido de baloncesto entre amigos es mucho más importante que estar con nuestra pareja en el día en el que el capitalismo está de menos. Cientos de flores, cajas de bombones, un spa por aquí y una cena por allá... La cuestión no es esa. Ella no quiere eso, quiere estar con él. Con su amor, con el que le da dolores de cabeza y cabreos durante cuatro días. Sin embargo, lo que promete ser un campeonato con dos pelotas se convierte en una reconquista por todo lo alto, nunca mejor dicho porque será en un aeropuerto. Los cinco mosqueteros Toni, Pablo, Bruno, Ernesto y Andrés, dedican el tiempo a planear la mejor propuesta de San Valentín de la historia sin meterse en líos pero ¿cuál es la sorpresa de Andrés cuando hace recorrer a Irina por casi todos los espacios del aeropuerto? ¡Eso solo podréis descubrirlo leyendo Pellizcos de San Valentín! Solo os puedo adelantar que la parejita feliz deja de ser feliz por poco tiempo y que solo están Just Reconciliaos.

—La has liao parda, pollito —le contesta Bruno, que abraza a su amigo por el cuello y lo aprieta con saña cariñosa—. Así que, para resolver esto, vamos a tener que liarla aún más parda. ¿Estáis todos a bordo?
—¡Por Irina, lo que haga falta! —responde Andrés, contagiándose del entusiasmo de su amigo.
—¡Irina para todos y todos para Irina! —exclama Toni.
Amor en bandeja, Lara Rivendel

    Personajes: este aspecto ha sido el que más me ha gustado porque no solo aparecen simplemente los de estos sino que también le damos la bienvenida a Epi, Blas, Paz y Fer; que tienen su poquito de protagonismo en los relatos de cada autora. Como bien sabéis de los anteriores relatos me llevo con un cariño especial a los abuelitos de Dona Ter por lo que haber leído nuevamente sus nombres me ha hecho viajar a Pellizcos de Navidad. Dicho esto en Lo ridículo del amor nos encontraremos con una bailarina llamada Rose y con su perfectísimo e inseguro Gus. Esta pareja es el vivo ejemplo de como el amor triunfa pese a las diferencias y dando nuestro brazo a torcer para entrelazar nuestros gustos y poder vivir complementándonos el uno con el otro. Rose, ha tenido su parte de importancia pero sin duda el relato es totalmente de nuestro personaje masculino Gus que ha sabido dejar de lado su timidez y demostrarle a su compañera de vida cuánto la quiere y lo que estaría dispuesto a hacer por ella aunque eso suponga que todos los ojos del aeropuerto se posen sobre él.

La oigo cantar desde la ducha y sonrío como un bobo, ella es así, tan diferente a mí. Yo soy más callado y tímido, tanto que hasta me da vergüenza oírme cantar, aun estando solo.   
Lo ridículo del amor, Dona Ter

Después tenemos a la otra parte que son Andrés e Irina, Irina y Andrés. Amor en bandeja nos trae a una pareja que se corresponden de maneras diferentes. Irina es una belleza que nadie dejaría escapar pero Andrés tiene otros planes pasando el primer San Valentín de su relación con los amigos ¿quién ha dicho que el amor solo puede ser una cosa de parejas? La amistad en este relato tiene vital importancia pues, a veces,  creemos que necesitamos el amor de una sola persona cuando estamos rodeados constantemente de él, bien sea por nuestra familia, amigos o mascotas. Ambos son estudiantes de Turismo y, a pesar de que cada uno se nos presenta de una forma muy independiente no intentéis engañaros porque no pueden vivir el uno sin el otro. Andrés ha metido la pata hasta el fondo e Irina, una chica de armas tomar, no se va a dejar mangonear tan sencillamente por lo que el chico A tendrá que hacer todo lo posible, habido y por haber, aunque de ello dependa desmantelar el aeropuerto y cantar a los cuatro vientos all you need is love a pleno pulmón en la sala de espera entre maletas y pasajeros. Lara Rivendel anota un tanto en la jugada pues, a pesar de que son a penas unos veinteañeros, el aura de amor que convive en este relato nos llega de una forma tan intensa que pareciese que llevan juntos muchos más años de los que suman sus edades. Estamos muy equivocados si creemos que el amor verdadero no puede darse en poco tiempo ¿qué somos sino un manojo de sentimientos a flor de piel? A ENTREGAR AMOR POR DOQUIER SE HA DICHO.


    Pluma del autor: sigo sin tener quejas en la forma que tienen estas dos increíbles escritoras de narrar sus historias. Saben jugar perfectamente sus cartas y sacan alguna que otra sonrisa al lector debido al juego de palabras que usan página sí página también que, sinceramente, se agradece. No os arrepentiréis de introduciros en una novela más densa que haya sido escrita por alguna de ellas porque, de verdad, la disfrutaréis desde la primera letra hasta los agradecimientos.  

    Aspectos positivos y negativos: esta segunda entrega de relatos no tiene ningún aspecto negativo o, al menos yo no se lo he visto. ¿Desde cuando hay que ponerle pegas al amor? En ellos vamos a encontrar el amor en pareja, el amor hacia los amigos, el amor hacia la familia. Lo que yo os diga love is in the air. De hecho, también tenemos una dosis de amor propio de la mano de Anastasia, una limpiadora muy dicharachera que iba lanzando flechas de Cupido con su mochomóvil, ¿qué más se puede pedir de estos relatos? En lo personal, me han dejado un gran sabor de boca y esto me recuerda que cada día vivo más enamorada, si cabe, de las personas que tengo a mi alrededor ya sea mi chico, mi familia o mis amigos, ¡y que nunca nos falte el amor! Porque todo tiene cura, a menos que este pequeño angelito te lance una de sus dardos.


    ¿Recomendado?: si lo que quieres es derrochar amor por los cuatro costados este es sin duda tu pequeño libro de relatos, además de que echarás toda la tarde leyéndolo y al final querrás enfundarte el traje de Cupido para ser tú la que haga de Celestina. 

En definitiva, Pellizcos de San Valentín es una lectura que te hará experimentar como se puede vivir el amor de dos maneras diferentes, dándote una serie de ideas, para ponerlas en práctica, si lo que quieres es conquistar día a día a toda persona que quieras y que, aunque no tengas que estar necesariamente enamorado, no podrá olvidar jamás en la vida pues te habrás hecho un hueco en su corazón difícil de invadir.  

15 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Que reseña más bonita^^ No conocía el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Por ahora no tengo pensado leerlo pero parece el libro ideal para un día como el de hoy. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Etérea♥, ¿cómo estás? Qué poquitas páginas, tan solo 55. No soy de leer muchos relatos, pero siempre les doy la bienvenida cuando me llama la atención su sinopsis, más que nada para intercalar entre lctura y lectura, me parece una buena opción. Del primero, me quedaré con la idea de la estructura, lo cual me parece genial, que en la forma de narrar se haga una división por horas. Aunque quizá me resultaría extraño porque estoy acostumbrada al manejo del tiempo más espaciadamente. Respecto al segundo, claro que creo que el amor intenso no pasa por el tiempo, y sí puede darse de manera más espontánea. Tenés toda la razón, ¿quién dice que no podés enamorarte profundamente de alguien apenas conocerlo? No está escrito en ningún lado.
    Me gustan mucho los juegos de palabras en los libros que leo, y también si hay algún que otro personaje graciosito por ahí, hace la lectura muuucho más llevadera.
    También soy, como vos, una asidua lectora de romance. ¡Me encanta! Llámennos ñoñas juntas, si quieren, total...más libros rosaditos para nosotras xD jaja, muchísimas gracias por la reseña, me alegra mucho que hayas disfrutado los relatos :)
    Besitos♥

    ResponderEliminar
  4. Hola,tengo Pellizcos de navidad pendiente, a ver su lo cojo pronto y luego este.

    ResponderEliminar
  5. Pues qué bonito regalo de san Valentín acabas de hacernos. ¡Una reseña preciosa y completísima! ¡Me ha encantado! <3 <3 <3 :D

    ResponderEliminar
  6. No suelo leer muchos relatos, pero, nada más leer lo mucho que te han gustado ambos relatos y los que cuentas de ellos, me han entrado ganas de darle una oportunidad, así que me lo llevo apuntado *-* Además, le echaré un vistazo a Pellizcos de Navidad, que no lo conocía.
    ¡Gracias por dármelos a conocer, guapa! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Es un ejemplar ideal para estas fechas que se respira amor por todas partes aunque soy de la creencia que ojala fuera algo de todos los días, se necesita amor en todas sus expresiones. Pero bueno, una buena excusa es bien recibida para llenar el ambiente de armonía y cosas bonitas.
    El primer relato me parece adorable, sé que algunas acciones que hacemos cuando estamos enamorados pueden parecer ridículas pero cuando se siente y se quieren hacer nada es ridículo porque no hay nada más bonito que expresar nuestro cariño siempre. El segundo relato tiene una cosilla que no me convence, es que aun cuando Irina no quiere flores ni nada de eso, si exige de cierta manera pasar una "fecha x" con su novio, no creo que sea para tanto porque al fin y al cabo tienen muchos días para pasarlo juntos, encima Andres fue con sus amigos con motivo de apoyar uno de ellos es una situación triste.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola! Con lo que me gustan las historias de amor y considerándome una persona romántica y desde siempre he huido de este día, no me gusta nada ya que lo considero más un día de consumo que de amor, al igual que las fechas navideñas, pero bueno eso ya es otro tema, jejeje. Para demostrar amor, ya están todos los días del año. Además, viendo que es un libro de relatos pues... la verdad es que si no fuese porque lo he visto reseñado en tu blog, seguramente lo habría dejado pasar casi sin mirar. Y sería una pena porque la portada es preciosa y la primera historia que nos comentabas me ha gustado por lo que nos has ido contando. Por cierto, yo también soy de disfrutar más de las historias que van poco a poco.
    No sé si lo leeré o no, pero bueno lo dejo anotado por si me animo en algún momento.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. hola, gracias por dar a pellizcos de San Valentín un espacio en tu blog. Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Qué reseña tan romántica nos tenías preparada para San Valentín, eh? Me alegra que hayas disfrutado tanto el libro. A ver si algún día me animo a leerlo yo también :)
    Un abrazo tan grande como la originalidad de Luna Lovegood 💛

    ResponderEliminar
  11. Una reseña preciosa!! pero es que se ve que soy muy poco romántica, o que tengo que tener cuidado con el dulce, pero me cuesta dejarme convencer para leer estas novelas...ya me he atrevido con una, de momento lo anoto y más adelante, quien sabe.

    Un besito
    Yolanda ❤❤❤

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Me ha parecido una reseña preciosa y creo que me gustará, apuntado queda :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola!. No sabía de este libro, pero tratare de comprarlo. Me gustan las historias cortas y entretenidas.

    ResponderEliminar
  14. Rayos... No me llama nada la atención, pero agradezco el tiempo que te tomaste para hacer la reseña.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Es la primera vez que me paso por tu blog y me he quedado enamorada de él y de tu preciosa forma de reseñar ¡así que aquí me quedo!

    En lo referente a la reseña, no conocía estos dos relatos ni los referentes a la Navidad pero definitivamente estos mes han parecido muy preciosos y perfectos para San Valentin. Creo que las autoras mezclan tanto la parte más romántica y dulce del amor con la cruda realidad que a veces nos acecha. Y hago un RT enoooorme a lo de que hoy en día el amor peca de instantáneo y por eso siempre es un gustazo encontrar historias así más desarrolladas y que se toman su tiempo para forjarse.

    Es simplemente perfecto que no le hayas encontrado puntos negativos y que hayas disfrutado tanto con este par de relatos que parecen tan entrañables de la misma forma en la que lo es su portada.

    ¡Me ha encantado leerte!
    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar