Educapeques | El sueño de la princesa de Susan Palmer

Título: El sueño de la princesa
Autor/a: Susan Palmer
Año: 27 de enero de 2014
Páginas: 45
Género: Cuento infantil
Editorial: Unique Vision Press (comprar AQUÍ)
ASINB00I3QRXRQ
Sinopsis: Emmaline vive en el castillo más grande y distinguido de todo el reino, o eso al menos le dicen los sirvientes. Emmaline nunca ha estado fuera de los muros de piedra, y ni siquiera se le permite conocer todas las habitaciones del castillo. Todo el mundo la trata como la pequeña princesa que es, pero nadie la trata como una amiga.
Un día a Emmaline se le ocurre la mejor de las ideas. No tiene porque ser una princesa si ella no quiere. Emmaline se escapa del castillo y se convierte en una niña normal llamada Emma. Pronto descubre que tener una vida normal no es como lo había imaginado, y que ser una princesa tiene sus ventajas. 


Cuando empecé a leer este libro tuve un déjà vu. ¿Recordáis esa reseña tan bonita que hice del libro Relatos infantiles de Cristina Martínez Egidos?  Podéis ver la reseña AQUÍ, si sois nuevos o queréis rememorar y descubrir dos preciosas historias para los más peques. Lo dicho, creo que el motivo de que me transportase esta historia al otro relato fue porque ambos comienzan de la misma manera: princesa que quiere convertirse en humilde niña.

El libro que os presento hoy, además de tener una preciosa y tierna portada, consta de una serie de páginas con una ilustración por capítulo, que apoya al título de cada uno de ellos, y ayuda a los niños a hacer más clara la imagen de los protagonistas y el lugar donde se encuentran. En las poquitas páginas que presenta el cuento, que como siempre digo puede ser leído tanto por niños como para adultos, hay un trasfondo que os contaré a continuación.

La trama, como bien relata la sinopsis, la descubrimos con la ayuda de Emmaline. Una princesita que, por lo que narra Susan Palmer, no se encuentra satisfecha bajo los placeres de vivir en Palacio y decide el día de su cumpleaños dirigirse al pueblo, vestida con ropa de las sirvientas, para poder vivir en carne y hueso cómo se divierten los niños allí. Tras la negativa de los Reyes, Emmaline decide escapar de todo los lujos que éstos les proporcionan y desobedecerles metiéndose en un carro hasta que deja de ver lo que ha sido su hogar y salir de él en busca de nuevas aventuras.


Algunos pensarán ¡QUE DESOBEDIENTE! Pero como os dije en la reseña de Relatos infantiles los adultos estamos muy acostumbrados a decidir por los niños lo que es mejor para ellos y lo que no les viene tan bien. Hasta cierta medida es cierto que debemos ser protectores con ellos, pero como bien se dice: todo en exceso es malo. Por ello hay que ser considerados y tener, en la medida de lo posible, en cuenta su opinión, pensamientos y sentimientos; sino ocurrirá como con Emmaline que se tomará la justicia por su mano y saldrá del Castillo, a pesar de que sus padres ya le dieron la negativa. 

En cuanto a Emmaline no puedo desvelaros mucho pero seguro que pensáis, tal y como yo lo hago, que es una niña decidida, aventurera y que toma la iniciativa y lucha por sus sueños. He ahí el título del cuento. El sueño de la princesa se hace realidad en cuanto pone sus piececitos en el suelo y decide emprender su viaje para conocer a otros niños que no sean de la realeza y verles divertirse sin preocuparse por si se ensucian o por si su comportamiento no es el más adecuado

Bien es cierto que este libro posee una serie de estereotipos que nos venimos encontrando en casi todas las películas de princesitas, las típicas de Disney. ¡POR CIERTO! A todo esto, tengo que informaros de una iniciativa que creé con muchísima ilusión Desenmascarando a Disney ¡APÚNTATE! Que os servirá para conocer la cruda realidad que hay detrás de las adaptaciones cinematográficas de la productora de Walt Disney. Con respecto a esos comportamientos estándares de la realeza aparece, por ejemplo, el comer en unas largas mesas en las que comunicarse con el de al lado se convierte en un deporte de riesgo, las vestimentas que cubren los cuerpos de los reyes y princesas, castillos lleno de sirvientes y metros de jardín en el que no se puede jugar por miedo a ensuciar las indumentarias. 


Cuando Emmaline llega al pueblo no todo es color de rosa. Se encuentra con la cruda realidad. Mancha la ropa que lleva, sus zapatos se quedan adheridos al barro y tiene que andar descalza por las calles llenas de personas a las que no conoce y que no saben que ella es la princesa del reino. Sin embargo, aparece Megan. Una niña que salva a Emma, abreviación de su nombre para que nadie sepa quien es realmente, de morir de hambre y seguir caminando ensuciada de cabeza a pies. La familia de Megan la trata como una amiga más de su hija y no de manera especial, como harían en Palacio. Sin embargo, cuando llega la hora de conocer a niños como Billy, Piper, Luca, Adi, Jessica y Lila descubre que los niños no tienen miramientos y que no conocen la palabra delicadeza con la que ella juega en su hogar. Es aquí cuando sale a la luz el tipo de educación que tienen los niños del pueblo con respecto a Emma. Ésta, acostumbrada a jugar con otros niños de su mismo estatus social, grita a los cuatro vientos quien es realmente por lo que se convierte en objeto de burlas y dudas por parte de los demás, a los que ella considera sus nuevos amigos. 

- Todas las niñas pequeñas son improtantes - dijo Emmaline -. Y no deberías empujar a ninguna. Se lo diré a mi padre, y el se asegurará de que no empujes a más niños.

Como os comentaba al principio, la enseñanza que saco yo de este relato es que tenemos que escuchar a los pequeños. Tengan la edad que tengan y, ahora mucho más puesto que las generaciones van cambiando y la cognición infantil se va desarrollando de manera diferente a otras décadas, y ya no digamos épocas. Debemos enseñar a los niños a expresarse, pero nosotros también tenemos que hacer un trabajo de escucha activa y de comprensión cuando ellos comuniquen sus requerimientos. Además, y esto no es nuevo para nadie, hay que poner especial atención en las prohibiciones porque las hacemos más apetecibles; como bien hemos podido comprobar con el caso de Emmaline y su sueño de salir de Palacio para conocer mundo fuera de las murallas. 

En definitiva, El sueño de la princesa relata la historia de una princesa que se quiere convertir en una niña humilde pero que, tras las negativas de sus padres los monarcas, decide salir de Palacio para buscar en solitario amigos del pueblo con los que poder jugar ,sin preocuparse de sus modales o de sus vestimentas. Emmaline te enseñará la importancia de pasar desapercibida entre tanta gente y no morir en el intento por conseguir nuestros sueños. 


¿Te has visto en la tesitura de desobedecer a tus padres?
¿Has leído alguna historia como ésta?
↓ ¡COMÉNTAMELO! ↓ 




6 comentarios:

  1. ¡Hola! La verdad es que no soy mucho de cuentos infantiles pero este pinta bien y para pasar un ratito entretenido no está mal.
    Un beso>3

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo me voy anotando los libros infantiles que reseñas para leerlos después con los sobrinos que vengan, jejeje. Me ha gustado lo que has contado de este libro y sí, he desobedecido muchas veces a mis padres, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me lo apunto para cuando tenga peques en casa!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. hola,
    me apunto este libro, me ha encantado tu reseña y creo que igual que tiene una leccion para los niños tambien la tiene para los padres. Compartire esta lectura con mi peque

    besitos folloneros

    ResponderEliminar
  5. No conocía este libro, y aunque caiga en los mismos estereotipos de siempre es una opción diferente para los más peques!

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Lo apunto para mis sobrinos.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar